SAN FRANCISCO, Calif. — Debido al aumento de las estafas relacionadas con las compañías de servicios públicos durante la pandemia actual, es más importante que nunca que los clientes estén atentos y sepan qué medidas pueden tomar para evitar que ellos mismos o sus familias sean víctimas.

Durante la pandemia del COVID-19, los estafadores han puesto en marcha una creatividad engañosa y han aumentado las llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos, así como las tácticas en persona, y están contactando a los clientes del servicio de electricidad y gas, solicitando el pago inmediato para evitar la desconexión del servicio. Estos impostores pueden ser convincentes y, a menudo, se dirigen a los más vulnerables, entre ellos las personas mayores y las comunidades de bajos ingresos. También apuntan sus estafas a propietarios de pequeñas empresas, durante las horas de mayor afluencia de clientes. Sin embargo, con la información adecuada, los clientes pueden aprender a detectar y denunciar estas estafas abusivas.

Como recordatorio, PG&E nunca contactará a un cliente por primera vez, en el lapso de una hora antes de la desconexión del servicio, y nunca les pedirá a los clientes que realicen los pagos con una tarjeta de débito de prepago, tarjeta de regalo, cualquier forma de criptomoneda, o aplicaciones móviles de pago digital de terceros. A continuación, se indican algunas medidas que los clientes pueden tomar para protegerse a sí mismos y a sus familias, al tiempo de evitar ser víctimas:

Registrarse en My Account (Mi Cuenta)

  • PG&E recuerda a los clientes que pueden visitar PGE.com y registrarse en Mi Cuenta (My Account). Al iniciar la sesión, tendrán acceso instantáneo a la información sobre el saldo, el historial de pagos y otros detalles de la cuenta, y proporcionará una primera línea de defensa contra los estafadores. 
  • Si un cliente recibe una llamada de alguien que solicita un pago inmediato, puede entrar en Mi Cuenta (My Account) para confirmar si su cuenta está al día.
  • Los clientes también pueden llamar al Servicio de Atención al Cliente de PG&E al 800-743-5000, si creen que están siendo objeto de una estafa.

Agregar un agente de confianza a su cuenta

  • Como una barrera de protección adicional, los clientes pueden designar a familiares u otros agentes de confianza para que hablen en su nombre con los representantes del centro de llamadas de PG&E.
  • Por ejemplo, unos padres mayores podrían designar a un hijo adulto como agente de confianza y hacer que esa persona sea su primera llamada, en caso de recibir una llamada amenazando con la desconexión. El hijo adulto podría entonces llamar a PG&E en su nombre para confirmar los detalles de su cuenta.
  • Para designar a un agente de confianza a fin de que hable con PG&E en su nombre, comuníquese con el 800-743-5000.

“Los estafadores cambian constantemente sus tácticas y trucos, por lo que la concientización es más importante que nunca para mantener a nuestros clientes seguros”, dijo Melisa Muñoz, directora de operaciones del Centro de Contacto de PG&E. “Si un correo electrónico, una visita a su casa o una llamada telefónica no le parece apropiado, no se deje engañar. Elimínelo, cierre la puerta o cuelgue. Y, como recordatorio, PG&E nunca le pedirá su información financiera por teléfono o por correo electrónico”.

Señales de una posible estafa

  • Amenaza de desconexión del servicio: los estafadores pueden exigir de manera agresiva el pago inmediato de una supuesta factura vencida. Si esto ocurre, los clientes deben colgar el teléfono, eliminar el correo electrónico o cerrar la puerta. Los clientes con cuentas morosas reciben una notificación de desconexión anticipada, normalmente por correo y se incluye en su factura mensual habitual.
  • Solicitud de pago inmediato o de una tarjeta de prepago: los estafadores pueden indicarle al cliente que compre una tarjeta de prepago y luego llamarle supuestamente para realizar el pago de la factura. PG&E recuerda a los clientes que nunca deben comprar una tarjeta de prepago para evitar la desconexión o corte del servicio. PG&E no especifica cómo los clientes deben realizar el pago de una factura y ofrece una variedad de formas para pagar una factura, incluso acepta pagos en línea, así como por teléfono, giro bancario automático, correo o en persona en un centro de pago autorizado de PG&E en el vecindario.
  • Ofertas de reembolso o descuento: los estafadores pueden decir que su compañía de servicios públicos le facturó de más y le debe un reembolso, o que usted tiene derecho a un descuento. Una vez más, los clientes deben colgar inmediatamente y llamar al Servicio de Atención al Cliente de PG&E para confirmar los detalles.
  • “Suplantación” de números auténticos: los estafadores ahora pueden crear números 800 auténticos, que aparecen en la pantalla de su teléfono. Sin embargo, los números no conducen a PG&E, si se les llama de vuelta, así que si tiene dudas o ha visto alguna de las anteriores señales de advertencia de una estafa, cuelgue y llame a PG&E al 1-800-743-5000. Si los clientes sienten que están en peligro físico, deben llamar al 911.

Los clientes que sospechen que han sido víctimas de fraude, o que se sientan amenazados durante el contacto con uno de estos estafadores, deben comunicarse con la policía local. El sitio web de la Comisión Federal de Comercio (The Federal Trade Commission) también es una buena fuente de información sobre cómo proteger la información personal.

Para más información sobre estafas, visite www.pge.com y www.utilitiesunited.org.

            Acerca de PG&E

Pacific Gas and Electric Company, una subsidiaria de PG&E Corporation (NYSE:PCG), es una de las mayores compañías combinadas de gas natural y energía eléctrica de los Estados Unidos. Con sede en San Francisco, y con más de 20,000 empleados, la empresa suministra una de las energías más limpias del país a 16 millones de personas en el norte y centro de California.

Para obtener más información, visite pge.com y http://www.pge.com/about/newsroom/.