Un estudio reciente indica que muchos propietarios de viviendas están utilizando su tiempo extra en el hogar para terminar proyectos que requieren una excavación

SAN FRANCISCO, Calif – Con la llegada de la primavera, muchos californianos están pensando en iniciar proyectos para hacer más habitables sus espacios al aire libre y muchos de estos trabajos requerirán una excavación. Para ayudar a garantizar que estas labores puedan llevarse a cabo de manera segura, y sin interrupciones de los servicios públicos esenciales, de los que todos dependemos para poder seguir conectados durante la pandemia en curso, abril es reconocido como el Mes Nacional de la Excavación Segura. Así es como la compañía Pacific Gas and Electric (PG&E) y más de 1,000 empresas de servicios públicos apoyan esta iniciativa de seguridad pública a nivel nacional, con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de llamar al 811 para solicitar la demarcación de las líneas subterráneas de servicios públicos, antes de cualquier proyecto de excavación.

Durante la pandemia, muchos propietarios de viviendas están utilizando su tiempo extra en casa para ejecutar proyectos que implican excavaciones, según un estudio reciente a nivel nacional, realizado por la Common Ground Alliance (CGA). De hecho, la encuesta demuestra que uno de cada cinco propietarios de viviendas (20%) es más propenso a hacer una mejora en el hogar, que implique excavar, desde que comenzó la pandemia, específicamente proyectos de jardinería, y el 56% de los propietarios de viviendas, que planean plantar un árbol o arbusto este año, dijeron que era más probable que excavaran, al tener tiempo extra en casa. Los proyectos más frecuentes citados entre los propietarios de viviendas encuestados, que tienen previsto excavar, incluyen:

  • Plantación de un árbol o arbusto: 62%
  • Construcción de una cerca/valla 37%
  • Construcción de una cubierta/terreza o patio: 32%
  • Instalación de un buzón de correo: 20%
  • Instalación de una piscina: 6%.
  • Cualquier otro proyecto: 26%

Adicionalmente, de los millones de propietarios de viviendas que tienen previsto excavar este año en proyectos de jardinería, construcción de una cerca o cubierta (terraza) e instalación de un buzón de correo, entre otros, alrededor de dos de cada cinco (37%) se pondrán a sí mismos y a sus comunidades en riesgo, al excavar sin contactar previamente con el 811 para conocer la ubicación aproximada de los servicios públicos subterráneos.

“Con millones de californianos que dependen de los servicios públicos esenciales, a medida que trabajan y aprenden desde casa, es de suma importancia que todos aprovechen la llamada gratuita al 811 antes de excavar. Nuestras cuadrillas de localización y demarcación están en el campo de trabajo todos los días, ayudando a garantizar que los proyectos de excavación de todos los tamaños puedan proceder de manera segura, sin riesgo para la vida, la salud o la propiedad. Sin importar si su proyecto es grande o pequeño, desde la repavimentación de un camino de entrada hasta la instalación de un poste de cerca, llamar al 811, al menos con tres días hábiles, antes de excavar para tener demarcadas las ubicaciones de las líneas subterráneas de gas o electricidad ayudará a mantenerlo a usted, a su familia y a sus vecinos seguros, al tiempo de evitar reparaciones potencialmente costosas”, dijo Kevin Armato, director de Prevención de Daños y Cumplimiento de PG&E.

Según la herramienta de información de daños de la Common Ground Alliance, cada nueve minutos una línea subterránea de servicios públicos en Estados Unidos sufre daños. Esto supone más de 200,000 golpes evitables en las líneas subterráneas de servicios públicos en todo el país anualmente. En este sentido, PG&E insta a los clientes a que ayuden a evitar los golpes en las excavaciones, llamando gratuitamente al 811 o solicitando por internet la demarcación de las líneas de gas y electricidad de forma gratuita, al menos tres días hábiles, antes de iniciar el proyecto.

Datos Clave

  • En 2020, hubo más de 1,400 excavaciones de terceros en la infraestructura subterránea de PG&E en el norte y centro de California.
  • De las más de 1,400 excavaciones, cerca de 800 fueron el resultado de no usar el 811 para solicitar la demarcación de las líneas de gas y electricidad previamente.
  • De las excavaciones de terceros (clientes o cuadrillas de construcción) en las líneas de PG&E en 2020, las excavaciones residenciales representaron el 31%.
  • En el caso del 91% de las excavaciones residenciales, no se llamó al 811 con antelación.

El 811 es un número de teléfono gratuito designado para propietarios de viviendas y excavadores profesionales y es atendido por oficinas regionales. Los operadores que responden las llamadas y correos electrónicos enviarán todas las compañías de servicios públicos necesarias para marcar correctamente las líneas subterráneas de servicios públicos con pintura o banderas. Underground Service Alert of Northern/Central California and Nevada (USA North) (Alerta de Servicio Subterráneo del norte de California y Nevada (USA North) cuenta con personal las 24 horas del día, los siete días de la semana, y proporcionará servicios de traducción al español, entre otros idiomas.

Consejos de PG&E para una excavación segura:

Marque el área del proyecto en blanco: identifique el lugar de excavación dibujando un recuadro alrededor del área, usando pintura, estacas, banderas o tiza de color blanco o incluso harina blanca para hornear.

  • Llame al 811 o envíe una solicitud en línea a USA North, al menos tres días hábiles antes de excavar: esté preparado para proporcionar la dirección y ubicación general del proyecto, la fecha de su inicio y el tipo de actividad de excavación. PG&E y otras empresas de servicios públicos identificarán gratuitamente las instalaciones subterráneas en el área.
  • Excave de manera segura: utilice herramientas manuales o de mano cuando excave a menos de 24 pulgadas del borde exterior de las líneas subterráneas de servicios públicos. Deje las banderillas, estacas o marcas de pintura de las empresas de servicios públicos en su lugar, hasta que el proyecto esté terminado. Rellene y compacte la tierra.
  • Tenga en cuenta las líneas: si la línea de la empresa de servicios públicos es visible, excave en paralelo a dicha línea y tome todas las precauciones necesarias, al retirar la tierra alrededor de la línea de servicios públicos.
  • Esté atento a los signos que identifican una fuga de gas natural: huela en busca de un olor a “huevo podrido”, escuche si hay siseos, silbidos o otros ruidos tipo rugidos y observe la tierra que se levanta en el aire, el burbujeo en un estanque o arroyo y la vegetación muerta o moribunda en una zona, principalmente húmeda.

PG&E insta a los clientes a llamar al 911 y luego a PG&E al 1-800-743-5000, si se sospecha de una fuga de gas. En caso de producirse una abolladura, raspadura u otro daño accidental en una tubería de gas, las personas que se encuentren cerca deben salir inmediatamente y alertar a los demás para que eviten el área. Solo cuando esté a una distancia segura, se debe utilizar cualquier objeto que pueda crear una chispa, como teléfonos móviles, fósforos, controles remotos de puertas de garaje, vehículos o equipos de jardinería.

Acerca de CGA

La CGA es una asociación impulsada por sus integrantes, formada por alrededor de 1,700 personas, organizaciones y patrocinadores en todas las facetas del sector de servicios públicos subterráneos. Fundada en el año 2000, la CGA se ha comprometido a salvar vidas y prevenir daños en las infraestructuras subterráneas norteamericanas, mediante la promoción de prácticas eficaces de prevención de daños. La CGA se ha consolidado como la principal fuente de datos e información sobre prevención de daños, en un esfuerzo por reducir los daños en las instalaciones subterráneas de Norteamérica, a través de la responsabilidad compartida entre todas las partes interesadas. Para obtener más información, visite la página web de la CGA: http://www.commongroundalliance.com.

Acerca de PG&E
Pacific Gas and Electric Company, una subsidiaria de PG&E Corporation (NYSE:PCG), es una de las mayores compañías combinadas de gas natural y energía eléctrica de los Estados Unidos. Con sede en San Francisco, y con más de 23,000 empleados, la empresa suministra una de las energías más limpias del país a 16 millones de personas en el norte y centro de California. Para obtener más información, visite pge.com y pge.com/news.