Las soluciones en materia de seguridad y energía limpia incluyen: tecnología para detectar cables caídos; microrredes; infraestructura para vehículos eléctricos; y almacenamiento de energía en baterías limpias

PG&E está comprometida con un proceso de revisión regulatorio abierto y transparente

SAN FRANCISCO, California. — Para proteger y satisfacer las necesidades de energía de cada uno de sus 16 millones de clientes, y mejorar los sistemas energéticos de los que dependen todos los días, la compañía Pacific Gas and Electric (PG&E) propone una serie de inversiones importante en materia de seguridad, resiliencia y energía limpia en su Caso de Tarifas Generales (GRC, por sus siglas en inglés) de 2023. PG&E propone estas inversiones para continuar reduciendo aún más el riesgo de incendios forestales y suministra un servicio de energía seguro, fiable y limpio.

La compañía presentó hoy su propuesta de financiamiento, tal y como exige la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC, por sus siglas en inglés), en la que se describen las inversiones en materia de seguridad y resiliencia de la red, nuevas tecnologías e innovaciones, así como mejoras en la infraestructura del sistema eléctrico y de gas, en beneficio de sus clientes.

La CPUC exige a las compañías de energía como PG&E que presenten un GRC para su revisión, por parte de la CPUC, ya que determina las tarifas de los clientes en el futuro. Anteriormente, el GRC de PG&E se presentaba cada tres años y no incluía transporte y almacenamiento de gas natural (GT&S). A partir de 2023, esta revisión tiene un ciclo de cuatro años e incluye todos los costos asociados a las operaciones de gas, distribución eléctrica y ejecuciones de generación en un solo procedimiento.

La propuesta del GRC de PG&E incluye, aproximadamente, 7,400 millones de dólares en nuevas inversiones entre 2023 y 2026 para ayudar a mantener seguros a los clientes y reducir el impacto del clima extremo, así como la amenaza de incendios forestales catastróficos. Las inversiones en seguridad contra incendios forestales incluyen:

Seguridad contra incendios forestales

  • Reforzamiento de líneas eléctricas y colocación de más líneas eléctricas subterráneas para reducir el riesgo de incendios forestales, e instalación de dispositivos de seccionamiento para reducir el impacto en los clientes y el tamaño de las Interrupciones del Suministro Eléctrico por Motivos de Seguridad Pública (PSPS); 

  • Probar y utilizar nuevas herramientas y tecnologías para determinar mejor cómo prevenir y responder al creciente riesgo de incendios forestales; 

  • Cumplir y superar las normas estatales de seguridad de la vegetación para manejar los árboles y otros tipos de vegetación, ubicados cerca de líneas eléctricas, que podrían causar un incendio forestal o un corte de energía; 

  • Retirar los árboles muertos, moribundos y enfermos, que puedan golpear las líneas eléctricas aéreas; 

  • Implementación de la tecnología LiDAR y datos de teledetección o sensor remoto en áreas de riesgo de incendio extremo y elevado para validar el trabajo de manejo de la vegetación; 

  • Utilización de la tecnología para detectar las líneas eléctricas caídas en cuestión de minutos y responder y reducir la posibilidad de incendios, causados por activos de PG&E, a través de la detección de fallas en los equipos en su fase inicial; 

  • Alianza con las comunidades para mejorar la resiliencia de la red eléctrica local, a través de proyectos de microrredes comunitarias; y 

  • Trabajo en colaboración con los clientes para eliminar cables aéreos, en áreas remotas de alto riesgo de incendio y sustituirlos por sistemas de energía independientes para ofrecer un nuevo enfoque al servicio público. 
Asimismo, la solicitud del GRC de PG&E incluye importantes inversiones para mejorar la seguridad, fiabilidad y resiliencia del sistema de electricidad y gas; aumentar el uso de tecnologías nuevas e innovadoras; y ampliar la infraestructura de energía limpia del estado. Las inversiones esenciales en energía incluyen: 
Seguridad y fiabilidad del sistema de gas
  • Sustitución de 222.5 millas de tubería principal de distribución en 2023, aumentando a 245 millas en 2026; 

  • Incremento del número de millas de tuberías de transmisión de gas, que pueden inspeccionarse con herramientas de última generación, que funcionan dentro de la tubería, a más del 69% del sistema para finales de 2036; 

  • Pruebas de resistencia o sustitución de, aproximadamente, 174 millas de tuberías de transporte de gas, en el periodo del caso de tarifas para reconfirmar las presiones operativas máximas permitidas y evaluar la integridad; 

  • Utilización de tecnología móvil avanzada de detección y cuantificación de fugas para encontrar y reparar rápidamente las fugas de gas, con el fin de mejorar la seguridad y reducir las emisiones de metano; 

  • Atención de todas las llamadas por olor a gas, como llamadas de “Respuesta Inmediata”; 

  • Continuar reduciendo la tasa de excavaciones de terceros alrededor de las instalaciones eléctricas y de gas subterráneas de PG&E, a través del Programa de Prevención de Daños, que apoya la excavación segura de terceros, mediante la identificación de la presencia de instalaciones subterráneas; y 

  • Mejorar la seguridad mediante la instalación de dispositivos secundarios de protección contra la sobrepresión, como cierres de golpe, en las estaciones reguladoras operadas por pilotos de distribución y transmisión de gas. 
Seguridad y fiabilidad del sistema eléctrico
  • Reemplazar un mayor número de postes de madera e infraestructura identificados, a través del Programa de Inspecciones Mejoradas de PG&E; 

  • Añadir zonas adicionales de dispositivos de protección de distribución que reduzcan o mitiguen la duración y el número de clientes afectados por los cortes de electricidad; 

  • Mejorar los sistemas críticos y las redes de comunicación para administrar el creciente número de dispositivos en una red eléctrica más dinámica y protegerla de las amenazas de ciberseguridad; 

  • Habilitar recursos de generación distribuida detrás del medidor para atender mejor las necesidades de los clientes; y 

  • Sustituir los transformadores en edificios de gran altura por unidades de tipo seco para minimizar el riesgo de incendio. 
Energía limpia
  • Invertir en mejoras de la capacidad de distribución eléctrica para apoyar la demanda de carga de vehículos eléctricos de los clientes en sus hogares; 

  • Invertir en más infraestructura de carga de vehículos eléctricos en las instalaciones de PG&E en su área de servicio y añadir más de 1,000 vehículos eléctricos a la flota de PG&E para 2026; 

  • Operar y mantener la infraestructura de carga de vehículos eléctricos de PG&E; 

  • Operar el Sistema de Almacenamiento de Energía en Baterías de Elkhorn, un sistema 
de almacenamiento de 183 megavatios, en la subestación de Moss Landing, en el 
condado de Monterey; 

  • Mejorar las tres unidades de la Instalación de Almacenamiento por Bombeo de Helms 
para incrementar la cantidad de energía hidroeléctrica limpia, que PG&E puede proporcionar a los clientes durante los periodos de máxima demanda, y ayudar a integrar recursos renovables intermitentes adicionales; y 

  • Invertir en proyectos para mitigar el riesgo de la liberación incontrolada de agua de sus represas hidroeléctricas. 
“Nuestra responsabilidad más importante es la seguridad de los clientes y las comunidades a las que servimos. Estas inversiones fortalecerán nuestro sistema eléctrico contra los incendios forestales y otros riesgos medioambientales, y mejorarán la seguridad de los sistemas eléctricos y de gas, a la vez que reforzarán nuestro compromiso de proporcionar energía aún más limpia y renovable para California. Cumplir con nuestras ciudades donde residimos, satisfacer las diversas necesidades de energía de nuestros clientes y construir el futuro 


energético limpio, confiable y seguro que merecen, son las prioridades en materia energética que estamos decididos a alcanzar”, dijo Robert Kenney, vicepresidente de asuntos regulatorios y externos de PG&E.

Proceso de regulación público, abierto y transparente

Al igual que con cualquier propuesta de tarifas para clientes de PG&E, las inversiones y los gastos están sujetos a una revisión pública, abierta y transparente y a la aprobación de la CPUC. La CPUC revisa minuciosamente las propuestas de tarifas de PG&E, incluyendo la celebración de audiencias de participación pública, en toda el área de servicio.

Como parte de este proceso público, PG&E alienta encarecidamente a sus clientes a compartir sus comentarios y participar en las audiencias públicas para ayudar a determinar las prioridades e inversiones en materia de energía, que definirán el futuro energético de California.

Esta propuesta que tiene una duración de cuatro años no incluye los costos de transmisión eléctrica, los Programas de Propósito Público, exigidos por el estado para apoyar a los clientes de bajos ingresos y la eficiencia energética, ni el costo real de los productos básicos del gas y la electricidad. Estos costos se proponen mediante casos de tarifas independiente o por separado.

Impacto en la factura del cliente

Cualquier cambio de tarifa resultante del GRC, si es aprobado por la CPUC, entraría en vigor en algún momento de 2023, tras la decisión final.

Si bien el GRC es uno de los componentes de la factura de PG&E, hay otros expedientes que también afectan a las facturas de los clientes. Con estas nuevas mejoras en seguridad, reducción de riesgos, confiabilidad e inversiones en energía limpia, como parte de este GRC y otros expedientes, se prevé que la factura promedio de los clientes residenciales aumente alrededor de un cinco por ciento anual, en promedio, desde 2021 hasta 2026.

Si la CPUC aprueba las inversiones propuestas por el GRC en su totalidad, la factura mensual promedio de un cliente residencial típico de electricidad y gas, que no sea del programa California Alternate Rates for Energy (CARE) aumentaría en 2023 en, aproximadamente, un dólar al día y para los clientes de CARE en unos 80 céntimos al día.

“Estamos comprometidos con la mejora de la infraestructura crítica de energía, que sirve a cada uno de nuestros 16 millones de clientes, al tiempo que garantizamos que la energía siga siendo lo más asequible posible”, dijo Kenney. “Sabemos que se trata de una petición importante que llega en un momento crucial, en el que muchos de nuestros clientes están luchando por recuperarse de la pandemia. Aunque consideramos que estas inversiones son fundamentales para satisfacer las continuas necesidades energéticas de nuestras comunidades y clientes, no dejaremos de buscar formas adicionales de administrar los costos y ayudar a los clientes a consumir menos energía y reducir sus facturas”.

Minimizar el impacto de las tarifas en el futuro y ahorros operativos

Como parte del compromiso de toda la compañía para reducir los costos de los clientes en el futuro, PG&E propone una serie de iniciativas para ahorrar costos, con el fin de ayudar a minimizar el impacto de los cambios de las tarifas en el futuro. Entre estas iniciativas operativas

y de ahorro de costos destacan: la venta de excedentes de bienes inmuebles y propiedades, la venta de energía renovable excedente, la renegociación de los acuerdos de compra de energía, y la planificación estratégica de las fuentes de suministro y del trabajo.

Adicionalmente, PG&E anunció la venta de sus acuerdos de licencia con proveedores de servicios inalámbricos, que fijan sus equipos a determinadas torres de transmisión eléctrica y otras estructuras de servicios públicos, con la expectativa de generar más de 900 millones de dólares. También ha completado la venta de su sede del distrito financiero de San Francisco por, aproximadamente, 800 millones de dólares y se está trasladando a Oakland. PG&E ha solicitado a la CPUC que devuelva a los clientes la ganancia neta de la venta de su sede principal en San Francisco. La decisión sobre la solicitud está pendiente.

Declaración de advertencia sobre las declaraciones prospectivas

Este comunicado de prensa contiene declaraciones prospectivas que no son hechos históricos, incluyendo declaraciones sobre las opiniones, expectativas, estimaciones, planes y estrategias futuras de PG&E incluyendo, pero no limitado, el GRC 2023 y sus esfuerzos de prevención de incendios forestales. Estas declaraciones están basadas en las expectativas e hipótesis actuales, que la dirección considera razonables, y de la información que dispone actualmente, pero que están necesariamente sujetas a diversos riesgos e incertidumbres. Además del riesgo de que estos supuestos resulten imprecisos, factores éstos que podrían hacer que los resultados reales difieran materialmente de los contemplados en las declaraciones prospectivas, incluidos los factores divulgados en el informe anual conjunto de PG&E Corporation y PG&E, sus Informes Trimestrales más recientes, en el formulario 10-Q para el trimestre finalizado el 31 de marzo de 2021, y otros informes presentados ante la SEC, que están disponibles en el sitio web de PG&E Corporation, en www.pgecorp.com y en el sitio web de la SEC, en www.sec.gov. PG&E Corporation y la compañía no asumen obligación alguna de actualizar o revisar públicamente ninguna declaración prospectiva, bien sea debido a una nueva información, eventos futuros o de otro tipo, a excepción que sea requerida por ley.

Acerca de PG&E

Pacific Gas and Electric Company, una subsidiaria de PG&E Corporation (NYSE:PCG), es una

de las compañías combinadas de gas natural y energía eléctrica, que sirve a más 16 millones de personas, en un área de servicio de 70,000 millas cuadradas en el norte y centro de California.

Para obtener más información, visite pge.com y pge.com/news.