Los esfuerzos para detener la destitución del gobernador de California, Gavin Newsom, se intensificaron por parte de latinos que han dicho que “defenderán” los avances logrados por los inmigrantes en el estado y respaldarán al demócrata, que se encuentra bajo el ataque republicano.

El Fondo de Acción de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA) lanzó la campaña “Defiendo Mi CA (California)”, con la que invita a los hispanos a pronunciarse por el “No” en la votación especial de destitución que se llevará a cabo el 14 de septiembre.

“Hemos labrado un camino de defensa y reconocimiento a los inmigrantes y latinos. No vamos a permitir que nos desvíen, no vamos a dar un paso hacia atrás. Sabemos que los republicanos van a querer echar abajo muchas de las protecciones que hemos logrado”, dice Angélica Salas, presidenta del Fondo de Acción de CHIRLA.

Destacó que el gobernador Newsom ayudó a la comunidad hispana a lidiar contra el Gobierno del ahora expresidente Donald Trump (2017-2021), que tuvo en la mira a California en sus cuatro años de gestión, incluso durante la pandemia del coronavirus.

Los esfuerzos por alentar a los votantes a participar arreciaron este fin de semana a un mes de la votación especial.

Incluso el mismo Newsom tiene una gira por todo el estado para hacer campaña contra su destitución, y dijo en una rueda de prensa en San Francisco que recibirá los refuerzos del presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, originaria de California.

El presidente ya había dado su respaldo a Newsom cuando la Casa Blanca emitió un comunicado en el que el Biden resaltó que el gobernador “sabe cómo hacer el trabajo”, citando los esfuerzos del funcionario californiano para combatir la pandemia y abordar el daño causado por el cambio climático, entre otras acciones.

“Para mantenerlo en el trabajo, los votantes registrados de California deben votar ‘no’ en la elección de destitución y hacer que California siga adelante”, subrayó Biden.

Para Edgar Aguilar, quien recién se convirtió en ciudadano estadounidense y votará por primera vez el próximo mes, la idea de votar por el “No” a la destitución tiene mucho significado.

El inmigrante valora el hecho de que California otorgue licencia de conducir a los indocumentados, y servicios de salud a inmigrantes. “Por eso creo que este primer voto en contra de la destitución del gobernador es una prueba de que defiendo a California, que es mi hogar”, explicó Aguilar, quien llegó de México hace 15 años y hace parte de la campaña.

El Partido Republicano de California anunció la semana pasada que no respaldará a ninguno de los aspirantes que se presentan para reemplazar a Newsom, y que están en las boletas que ya comenzaron a llegar a las casas de los votantes.