SAN FRANCISCO, Calif. Ahora que se acercan los meses de frío, hay medidas importantes que los clientes pueden tomar para protegerse de los peligros del monóxido de carbono, incluyendo el uso exclusivo de métodos seguros y aprobados para la calefacción del hogar y la garantía de que los detectores de monóxido de carbono están instalados en sus hogares y funcionan correctamente.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, cada año mueren al menos 430 personas por intoxicación accidental por monóxido de carbono y unas 50,000 personas son hospitalizadas en los EE. UU. El monóxido de carbono es especialmente peligroso porque es inodoro y no se puede ver, y todos los hogares de California están obligados a tener detectores de monóxido de carbono. Los clientes pueden tomar estas medidas para proteger sus hogares y a sus familias:

  • El monóxido de carbono puede ser emitido por aparatos de gas que no funcionan correctamente, sobre todo aquellos usados para calentar y cocinar. 
  • Para proteger a su familia contra una posible exposición, deben instalarse detectores de monóxido de carbono en cada piso, cerca de las áreas para dormir y de las áreas comunes.
  • Estos dispositivos deben probarse dos veces al año y las baterías reemplazarse de ser necesario.
  • Compruebe la fecha de fabricación del detector. Los sensores de la mayoría de los detectores de monóxido de carbono tienen una vida útil de cinco a diez años.
  • La mayoría de los detectores tienen una señal sonora, generalmente una serie de pitidos, que difiere de la alarma que indica que una batería está baja, que hay una falla o el final de la vida útil de un dispositivo. Consulte el manual del propietario o las instrucciones en la parte posterior del detector para obtener más información.

Consejos de seguridad sobre el gas

  • Nunca use productos que generen niveles peligrosos de monóxido de carbono, como generadores, parrillas al aire libre o calentadores de propano dentro del hogar.
  • Nunca use dispositivos de cocina, como hornos o estufas, para calentar el hogar.
  • Nunca cubra la bandeja inferior de un horno con papel de aluminio o un revestimiento de terceros.
  • Cuando use la chimenea para calentarse, asegúrese de que el conducto del humo esté abierto, para permitir la ventilación de manera segura a través de la chimenea.
  • Asegúrese de que los calentadores de agua y otros aparatos de gas natural tengan una ventilación adecuada.
  • Si sospecha que hay monóxido de carbono en su hogar, o si detecta el olor característico a “huevo podrido” del gas natural en o alrededor de su hogar o negocio, debe evacuar de inmediato y luego llamar al 911 y a PG&E al 1-800-743-5000.

Acerca de PG&E

Pacific Gas and Electric Company, una subsidiaria de PG&E Corporation (NYSE:PCG), es una de las empresas combinadas de gas natural y electricidad más grandes en los Estados Unidos. Con sede en San Francisco y con más de 20,000 empleados, la empresa suministra algunas de las energías más limpias del país a casi 16 millones de personas en el norte y centro de California. Para más información visite www.pge.com/ y www.pge.com/en/about/newsroom/index.page.