Los ajustes apagan automáticamente la energía en una décima de segundo o menos cuando se detecta un peligro en una línea eléctrica

OAKLAND, California — Pacific Gas and Electric Company (PG&E) anunció hoy que la instalación de ajustes de seguridad mejorados para líneas eléctricas (Enhanced Powerline Safety Settings, EPSS) en sus líneas de distribución eléctrica en las áreas de alto riesgo de incendio (high fire-risk areas, HFRA) esencialmente ha concluido. Estos ajustes de seguridad apagan automáticamente la energía de manera rápida y automática, en menos de una décima de segundo, cuando se detecta una posible amenaza para el sistema eléctrico, como la caída de una rama de un árbol sobre una línea eléctrica.

Los equipos de Meteorología y Operaciones de PG&E evalúan todos los días el riesgo de incendios forestales en más de 1,000 circuitos en áreas de alto riesgo. Cuando el riesgo de incendio forestal es alto, los equipos activan los EPSS para reducir la probabilidad de ignición de incendios forestales y brindar protección adicional a los clientes.

Lanzados como prueba piloto en 2021, estos ajustes de seguridad mejorados redujeron los incidentes de igniciones informables a la Comisión de Servicios Públicos de California (California Public Utilities Commission, CPUC) en un 80 % en los circuitos con EPSS en las áreas de alto riesgo de incendio al 31 de diciembre de 2021, en comparación con el promedio en los tres años anteriores en más de 11,500 millas de líneas en HFRA, o el 45 % de las líneas de distribución eléctrica en estas áreas.

Debido a los significativos beneficios de reducción de igniciones el año pasado, PG&E amplió la implementación de estos nuevos ajustes de seguridad en 2022, a cerca de 25,500 millas de líneas de distribución en HFRA y otras 18,500 millas de líneas eléctricas en zonas adyacentes a las HFRA. Al 24 de mayo de 2022, PG&E ha protegido a más de 850,000 clientes en áreas de alto riesgo de incendio donde se han instalado y habilitado los ajustes.

“Mantenemos nuestro compromiso inquebrantable de crear condiciones seguras para nuestros clientes y alcanzar el objetivo de cero incendios forestales catastróficos causados por servicios públicos”, afirmó Mark Quinlan, vicepresidente de Operaciones de Sistemas de Transmisión y Distribución de PG&E. “Estos ajustes de seguridad mejorados ayudan a reducir el riesgo de incendios forestales para nuestros clientes más vulnerables y son solo uno de los muchos esfuerzos de prevención de incendios forestales que realizamos para fortalecer nuestro sistema, incorporar nuevas tecnologías y tomar medidas agresivas para incrementar la seguridad de los sistemas”.

En comparación con las Interrupciones del Suministro Eléctrico por Motivos de Seguridad Pública (Public Safety Power Shutoffs, PSPS), que son un último recurso cuando se pronostican condiciones meteorológicas severas como vientos fuertes, los EPSS son eficaces cuando los combustibles extremadamente secos hacen que las fallas de la líneas eléctricas sean más propensas a provocar un incendio. Estos ajustes de seguridad mejorados no requieren un apagado proactivo, como en el caso de las PSPS y, en lugar de ello, pueden causar cortes de energía en tiempo real cuando se detecta una amenaza para el sistema eléctrico.

(Vea un video de las pruebas en curso de los ajustes de seguridad en el laboratorio de Servicios de Tecnología Aplicada de PG&E en San Ramón).

Atención al cliente mejorada

Aunque estos nuevos ajustes de seguridad hacen que el sistema eléctrico sea más seguro, el hecho de que se corte la energía de forma rápida y automática provoca interrupciones del suministro al cliente. PG&E está trabajando para reducir las interrupciones y aumentar los recursos disponibles para los clientes afectados.

Durante el programa piloto de 2021, tras optimizar el equipo y mejorar la eficacia de los procesos de restauración, la duración media de la interrupción del servicio al cliente en los circuitos habilitados para EPSS disminuyó un 40 %. Las mejoras adicionales al programa en 2022 permitirán un enfoque más quirúrgico para minimizar la frecuencia y la duración de las interrupciones y reducir el número de clientes afectados. Esto incluye el refinamiento de la flexibilidad operacional durante los períodos de posible riesgo de incendios forestales a la hora de habilitar los ajustes de seguridad mejorados.

PG&E también está reforzando los esfuerzos de comunicación y participación con clientes y comunidades potencialmente afectados en las HFRA y áreas cercanas durante y después de las interrupciones del servicio. Esto incluirá alertas de interrupción automatizadas con información mejorada sobre el tiempo estimado de restauración. Las comunicaciones adicionales incluyen boletines, seminarios web, cartas y correos electrónicos; actualizar la página de EPSS en nuestro sitio web; y proporcionar información a través de sitios de redes sociales como Nextdoor y Facebook.

PG&E tiene recursos para ayudar a los clientes a prepararse para los cortes y mantenerse seguros. En el 2022, los cambios en nuestros programas incluyen:

  • Aumento de la financiación y la ampliación de la elegibilidad para el Programa de descuento de generador, que es para clientes que dependen de agua de pozo, así como para clientes de nuestro Medical Baseline Program y ciertas pequeñas empresas.
  • Eliminación de los requisitos de bajos ingresos para el Programa de batería portátil, disponible para clientes elegibles en nuestro Medical Baseline Program que viven en áreas de alta amenaza de incendio.
  • La ampliación del Medidor de transferencia de energía de respaldo, que ahora se ofrece a todos los clientes en circuitos habilitados para EPSS.

Para obtener más información, visite pge.com/epss.

Acciones a largo plazo para reducir el riesgo de incendios forestales

Los ajustes de seguridad mejorados son solo una de las numerosas medidas que está tomando PG&E para proteger a los clientes y las comunidades. Estamos emprendiendo acciones a largo plazo, utilizando nuevas herramientas avanzadas para prevenir incendios forestales y crear el sistema eléctrico de vanguardia que se merecen nuestras comunidades. Este trabajo incluye:

  • Comenzar la instalación subterránea de 10,000 millas de líneas eléctricas para mejorar la seguridad y fiabilidad de nuestro servicio.
  • Exceder las normas estatales de vegetación para evitar la caída de árboles sobre las líneas eléctricas.
  • Seguir instalando postes y líneas eléctricas más resistentes, a fin de lograr que la red eléctrica sea más segura y resiliente.
  • Reducir el impacto de las Interrupciones del Suministro Eléctrico por Motivos de Seguridad Pública (Public Safety Power Shutoffs, PSPS) con actualizaciones de la red y mejores pronósticos meteorológicos que nos permitan realizar las interrupciones con precisión quirúrgica.
  • Instalar microrredes que utilicen generadores para mantener la electricidad encendida durante los cortes de energía de seguridad por incendios forestales.

Acerca de PG&E
Pacific Gas and Electric Company, una subsidiaria de PG&E Corporation (NYSE:PCG), es una empresa de gas natural y electricidad que presta servicio a más de 16 millones de personas en un área de 70,000 millas cuadradas en el norte y centro de California. Para más información, visite pge.com y pge.com/news.