Uno de los momentos más importantes para la comunidad asiática, en la ciudad de Monterey Park (15 kilómetros al este de Los Ángeles ), como es el inicio del año lunar, fue interrumpido por un tiroteo  perpetrado supuestamente por un hombre asiático que mató a once personas e hirió a otras nueve, suicidándose al ser acorralado por las fuerzas del orden.

El tiroteo masivo, en una de las zonas más tranquilas y seguras del condado, se produjo el último sábado en una sala de baile tras las festividades el Año Nuevo chino. Según se pudo conocer el responsable, un hombre de procedencia asiática, provisto de una pistola semiautomática también fue responsable, 20 minutos después, de un hecho similar en otra discoteca en Alhambra, a 5 kilómetros de Monterey Park, donde fue desarmado, lográndose dar a la fuga.

Aunque el móvil del crimen no está determinado, la comunidad asiática del condado de Los Ángeles afirmó estar “conmocionada” y eso podría afectar gravemente al desarrollo de otras festividades por el Año Nuevo Chino previstas en municipios cercanos.

“Probablemente la gente tenga miedo ahora de acudir a estos eventos. Hasta que no se llegue al final del caso, no podremos estar tranquilos”, afirmó Chester Chong, el presidente de la Cámara de Comercio china de Los Ángeles, quien se desplazó a la zona para “apoyar” a sus compatriotas.

El ataque de Monterey Park ocurre en la misma semana en la que un tiroteo en el pueblo de Goshen (centro de California) dejó seis muertos, incluidos una madre de 17 años y su bebé de seis meses, en un suceso que todo apunta a que estuvo relacionado con un cártel de la droga.

EL AUTOR

Luego de un intenso operativo, la Policía del condado de Los Ángeles localizó al presunto autor de los disparos, identificado como Huu Can Tran, en el interior de una furgoneta blanca después de que este se quitara la vida al ser interceptado en una persecución que se prolongó durante horas y terminó en los aparcamientos del centro comercial Del Amo en Torrance, al suroeste de Los Ángeles.

El comisario de Los Ángeles, Robert Luna, informó que se investiga el móvil del crimen, pero que las fuerzas del orden no consideran que haya más individuos involucrados en la matanza. Hasta el momento no ha trascendido la identidad de las víctimas, siete de las cuales continúan hospitalizadas, pero los indicios apuntan a que eran mayores de 50 años.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, trasladó sus condolencias a las familias de los fallecidos y de los heridos, y ordenó que las banderas del país ondeen a media asta en todos los edificios públicos durante los próximos cuatro días en señal de respeto.

MONTEREY PARK

Monterey Park es una ciudad de aproximadamente 60.000 habitantes cuyo censo lo componen un 65 % de personas de origen asiático, según datos oficiales.

El festival callejero anual de dos días es muy concurrido, y las celebraciones anteriores atraen hasta 100.000 visitantes diarios, según la ciudad.

Varios miles de personas habían estado celebrando el también conocido como Año Nuevo Lunar en los centenares de puestos de ocio desplegados en la zona hasta minutos antes de que el tirador accediera al club y abriera fuego indiscriminadamente.

“Los agentes llegaron al lugar y observaron a numerosos clientes que salían gritando del local. Cuando entraron, localizaron a las víctimas”, declaró el capitán Andrew Meyer a la prensa este domingo. (Con información de EFE)