El alcalde de San José, Sam Liccardo, se unió a socios comunitarios y propietarios de pequeñas empresas para resaltar los recursos disponibles para las pequeñas empresas y recordarles a los propietarios que presenten reclamaciones de seguro relacionadas con COVID-19 antes del 16 de marzo para recuperar algo de dinero.


Durante la conferencia virtual,  Liccardo y Paul Caputo, un abogado litigante de Caputo & Van Der Walde LLP, subrayaron la importancia de que las pequeñas empresas presenten reclamos de seguros.


“Algunos dueños de negocios no se dan cuenta de que si simplemente tienen un seguro comercial común y corriente … muchas, si no todas, esas pólizas también tienen lo que se conoce como cobertura por interrupción comercial”, dijo Caputo.
Bajo esa cobertura de interrupción del negocio, las pequeñas empresas pueden presentar reclamaciones por pérdida de ingresos como resultado de la interrupción del negocio debido a daños físicos directos o pérdida de su propiedad.


“En otras palabras, una agencia gubernamental, debido a estas órdenes de permanencia en el lugar y demás, le negó el acceso a su propiedad”, dijo Caputo. “Y el edicto del gobernador del 16 de marzo constituye una pérdida física directa o daño a su propiedad”.


Ese argumento legal es impugnado por algunas agencias de seguros y las demandas se han abierto camino en los tribunales superiores de California.
Caputo dijo que espera que este asunto llegue a la corte suprema del estado y anticipa que el estado se pondrá del lado de los propietarios de pequeñas empresas, a quienes llamó “los buenos”. Sin embargo, no está claro cuándo este tema verá su día en la corte suprema del estado.


Pero para aquellos interesados en hacer un reclamo, la fecha límite se acerca en aproximadamente un mes.
Caputo recomendó a los propietarios que presenten un reclamo proporcionando una carta escrita que incluya el nombre del asegurado, el número de póliza e indique que la empresa busca ingresos perdidos debido a una interrupción comercial y autoridad civil, “es decir, las órdenes de cierre del gobernador”.


También sugirió que los propietarios soliciten una copia de su cobertura actual.
Sin embargo, no hay garantía de que las agencias de seguros cubran las reclamaciones.
Dos mil 600 restaurantes en el condado han cerrado temporalmente y más de mil han cerrado permanentemente, dijo Scott Knies, Director Ejecutivo de la Asociación del Centro de San José.


Liccardo analizó varios recursos estatales y locales disponibles para las pequeñas empresas, incluido el PPP Playbook, el recurso del directorio digital local de compras que ayuda a los compradores a encontrar y apoyar negocios locales y Al Fresco, un programa de la ciudad que permite a los restaurantes y otras empresas solicitar el uso gratuito de estacionamientos, aceras públicas, parques, plazas y otras comodidades al aire libre para continuar operando afuera.
Todos los recursos se pueden encontrar en siliconvalleystrong.org.