La variante BA.2 representa el incremento de las nuevas infecciones por COVID en Estados Unidos. Algunos expertos tienen diferentes opiniones al respecto, dijeron que  en comparación con Omicron y Delta, el BA.2 representa el incremento de las nuevas infecciones por COVID en algunos estados de la Unión Americana.

Los expertos convocados por Ethnic Media Services dijeron que en comparación con Omicron y Delta, el BA.2 es igualmente contagioso y que los latinos corren mayor riesgo de infección, hospitalización y muerte. Argumentaron que se recomienda encarecidamente un segundo refuerzo para las personas mayores de 50 años.

Dr. Ben Neuman, profesor de Biología y virólogo de Global Health Research Complex, Texas A&M University, dijo: “El BA.2 y Omicron muy probablemente provienen de una persona que no pudo o no tuvo una vacuna. Y esto es algo que pudo haber sucedido en África.Cuando vacunamos a las personas, esencialmente podemos evitar que esto suceda”.

“Hong Kong y China están siendo muy afectados por Omicron y BA.2. Estamos viendo aumentos repentinos en toda Europa. Muchas de las preocupaciones sobre las vacunas han sido que no funcionan contra algunas de las otras variantes. Nos señala un camino claro a seguir, que es hacer más vacunas similares a Omicron que pueden ser más efectivas”.

“La inmunidad que construimos a las exposiciones o vacunas es temporal. Tiene una ventana y es como un pequeño temporizador de huevo y marca un tic a la vez hasta que ya no estás protegido”.

“Vacunarse es lo único que se puede hacer. La idea de que los niños o cualquier persona tenga un sistema inmunitario lo suficientemente fuerte como para lidiar con el COVID, pero de alguna manera tan frágil que se romperá con una vacuna tiene que ser una de las cosas más extrañas que he escuchado desde una perspectiva científica”.

El Dr. Dali Fan, Profesor Clínico de Ciencias de la Salud, UC Davis, comentó: “Los vacunados están más protegidos, y los no vacunados son los más vulnerables. Qué tan lejos de la inoculación está el segundo factor: si su segunda dosis o su dosis de refuerzo es más lejos. Y la tercera es una vulnerabilidad general: si el número de casos en la comunidad es mayor, la vulnerabilidad de todos es mayor”.

“Si se observa los datos israelíes, ciertamente el segundo refuerzo con la cuarta inyección de la vacuna de ARNm es protector. Para el grupo de más de 60 años, todavía hay una cantidad sustancial de reducción del 78% (por contagio)”.

“Si tiene entre 50 y 64 años con múltiples condiciones subyacentes o exposición ocupacional frecuente, y luego es elegible para un refuerzo, creo que es una muy buena idea para curvar la onda BA2.

Para la Dra. Manisha Newaskar, neumóloga pediátrica, Stanford Children’s Health, dice: “Todavía hay algunas infecciones en la comunidad (de niños), pero definitivamente no en la medida en que estábamos viendo en el período de tiempo de enero a febrero. Pero lo que viene es desconocido y tenemos que estar preparados”.

“Hay otras poblaciones vulnerables: niños que están inmunocomprometidos, que están en quimioterapia contra el cáncer o tienen algún otro tipo de enfermedades, obesidad o asma no controlada, donde no pueden montar una respuesta inmunológica. Con el tiempo, hemos visto que estos son los pacientes que han sido más afectados”.

“Los niños en estos días son muy cautelosos. Han aprendido lo que todos hemos aprendido a través de esta pandemia, que debemos ser flexibles. Entonces entienden que en este momento es genial que no tengan que usar una máscara y están disfrutando el tiempo sin máscaras, pero también entienden que puede haber variantes o nuevas olas y esto puede cambiar”.

Dr. Daniel Turner-Lloveras, cofundador de la Coalición Latina Contra el Covid-19 y médico voluntario del programa de Educación y Empoderamiento de la Vacuna contra el Covid-19 en Detención, comenta: “La población latina ha soportado la peor parte de esta pandemia. Los latinos representan el 40% de la población de California, pero el 70% ha confirmado infecciones por COVID y el 44% se ha recuperado. En contraste, los blancos no latinos representan el 36 % de la población estatal, el 24 % de los casos confirmados y el 34 % de las muertes por COVID. Existen disparidades similares en las vacunas: en el estado solo el 64% de los latinos han recibido al menos una vacuna contra el COVID, el 74% en la población blanca no latina”.

“Los números no están completos cuando analizamos las tasas de vacunación en la detención de ICE. Sin embargo, sabemos que muchas de estas instalaciones tienen tasas de rechazo de hasta un 30 % o un 40 %. Cuando observamos por qué se negaban, era porque no tenían a nadie a quien hacerles preguntas. A lo largo de esta pandemia, una de las cosas más importantes cuando se mira a los grupos marginados es el acceso a mensajeros de confianza. Los mensajeros de confianza no pueden estar detenidos por ICE”.

“Con el recorte de los fondos federales para las pruebas de tratamiento y las vacunas, los latinos probablemente verán que una situación que ya es injusta empeorará que en el pasado. El estatus legal nunca debe usarse para excluir a los inmigrantes de la asistencia, particularmente cuando se considera a todos los trabajadores esenciales indocumentados que apoyan las actividades diarias durante los últimos dos años de la pandemia. Necesitamos diseñar un sistema de salud que priorice la equidad en la salud”.