A partir del nuevo ciclo escolar, California será el primer estado de EE.UU. en brindar comidas gratuitas a todos los estudiantes de sus escuelas públicas, sin importar los ingresos de las familias.

En ese sentido, las escuelas del estado han comenzado a implementar oficialmente el programa California Universal Meals, que permite que los programas de nutrición de los distritos escolares reciban fondos necesarios para proporcionar a todos los estudiantes desayuno y almuerzo gratis.

La medida, que convierte a California en el primer estado en el país en tomar este paso, busca ampliar el alcance del Programa Nacional de Almuerzos Escolares (NSLP) y el Programa de Desayunos Escolares Federales (SBP), atenuando el golpe de la inflación en los hogares californianos.

Nicholas Filipas, vocero del Departamento de Educación de California, explicó que el programa California Universal Meals es uno de los siete pilares diseñados “para romper el ciclo de inequidad educativa, incluida la inseguridad nutricional” en el estado.

Añadió que las comidas servidas deben seguir siendo nutritivas y cumplir con los estándares federales de comidas para los programas NSLP y SBP.

En el pasado, los desayunos y almuerzos gratis de los estudiantes se otorgaban de acuerdo con los ingresos de los padres, el código postal donde residía la familia y el nivel de pobreza en el área circundante de la escuela.

En el 2021, la Legislatura y el gobernador Gavin Newsom aprobaron fondos únicos para que las escuelas públicas ampliaran sus servicios de nutrición y capacidades de cocina en preparación para la introducción del California Universal Meals en el ciclo 2022-2023.

La nueva medida también perdona todas las deudas de almuerzo pendientes en las cuentas de los estudiantes.

En el ciclo 2020-2021 las escuelas públicas de California tenían inscritos más de seis millones de estudiantes, de los que más del 53 % son latinos, según datos del Departamento de Educación del estado. (Con información de EFE)