Un aviso de alerta por el exceso de calor en Estados Unidos, con temperaturas que sobrepasan los 100 grados Fahrenheit emitió el Servicio Meteorológico Nacional (NWS); advierte que las fuertes temperaturas podrían igualar o superar récords de años anteriores durante esta semana especialmente en el oeste del país.

“La historia más grande esta semana será una oleada prolongada, y posiblemente récord, de calor que se extiende en gran parte del oeste del país. Los avisos y advertencias de calor excesivo ya están en vigor en sitios a lo largo y lo ancho de una buena porción de los estados del oeste”, indicó el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

Las altas temperaturas han obligado a cientos de escuelas en Estados Unidos a recortar sus horarios de clases y a volver a la “enseñanza a distancia”, como en el apogeo de la pandemia de covid 19.

En California (oeste), las autoridades del Distrito Escolar Hart cambiaron los horarios de actividades al aire libre en nueve escuelas, por ejemplo la secundaria Valencia adelantó para las siete de la mañana la práctica del equipo de fútbol que, normalmente, se hace tras las clases.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, el segundo más grande del país, puso en práctica normas que aconsejan congregar a los alumnos en las aulas más frescas y reprogramar las actividades en el exterior de los edificios.

En San Diego, problemas con el sistema de aire acondicionado forzaron el cierre de la escuela secundaria Rancho Bernardo y de la intermedia Bernardo Heights.

Las autoridades en Filadelfia (Pennsylvania, noreste) optaron por cerrar 118 escuelas tres horas antes del horario normal porque los edificios no tienen sistemas de aire acondicionado suficientes para soportar temperatura de 32 grados Celsius (90 Fahrenheit) conforme se anunció.

En Cleveland (Ohio, medio oeste), donde las temperaturas han rondado los 25 grados Celsius (70 Fahrenheit), casi una docena de escuelas pasaron desde el lunes a la enseñanza a distancia.

La Administración de Escuelas Públicas de Baltimore (Maryland, noreste) informó que casi dos docenas de planteles quedaron sin aire acondicionado y decidieron cerrar las actividades temprano hasta el viernes.

El superintendente de Escuelas de Bridgeport (Connecticut, noreste), Michael Testani, avisó en un mensaje a padres y madres de alumnos que las instituciones operarán a medio horario porque las temperaturas altas “han creado un ambiente potencialmente peligroso”.

“Muchas de nuestras aulas registraron la última semana temperaturas por encima de los 32 grados Celsius (90 Fahrenheit), y los pronósticos señalan temperaturas aún más altas para el resto de la semana”, señaló Testani. (Con información de EFE)