El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció las nuevas medidas que el gobierno de Estados Unidos implementó para controlar la migración venezolana, entre las que figuran un programa que da estatus legal por dos años a quienes llegan en avión y la expulsión inmediata de la mayoría de quienes crucen la frontera por México.

DHS informó de la creación de un nuevo alivio migratorio para los venezolanos, similar al que ya existe para los ciudadanos de Ucrania, que concede un estatus temporal de dos años a quienes dispongan de un espónsor en EE.UU.

En paralelo, el DHS devolverá a México a la mayoría de los venezolanos que sean interceptados después de atravesar la frontera sur; las expulsiones serán llevadas a cabo bajo el Título 42, una normativa de salud pública impuesta al inicio de la pandemia por la Administración del expresidente Donald Trump.

Las medidas tienen el objetivo de “reducir el número de personas que llegan a la frontera” de manera irregular y crear un proceso migratorio “más ordenado” para los venezolanos que huyen de la “crisis humanitaria y económica de su país”, explicó un funcionario del gobierno estadounidense.

En virtud de este programa migratorio, del que están excluidos los deportados de EE.UU. en los últimos cinco años o las personas que hayan entrado a Panamá o México de manera irregular, el gobierno estadounidense aceptará en un principio a 24 mil personas, dijo el funcionario.

Para aplicar al programa, los venezolanos interesados deberán demostrar que tienen un patrocinador en EE.UU. que pueda acreditar que tiene los recursos financieros por el periodo de tiempo que los migrantes vayan a residir en el país.

Además, los beneficiarios deberán pasar una evaluación de “seguridad nacional y seguridad pública”, indicó DHS en un comunicado.

El anuncio de EE.UU. llega en medio de un aumento de la llegada de venezolanos a la frontera con México. Entre octubre de 2021 y agosto de este año, más de 150 mil venezolanos han sido arrestados en la frontera sur de EE.UU, en comparación con los 50.499 en el mismo periodo del año pasado.

Más de 6,1 millones de venezolanos han salido de su país, en la que es la segunda crisis migratoria más grande del mundo, superada sola por la de Siria, de acuerdo con la organización Refugees International. (Con información de EFE)