El estado de California recibirá una ayuda adicional por catástrofe por parte del presidente de EE.UU., Joe Biden, para cubrir el 100 % del coste de la retirada de escombros y otras medidas de emergencia durante los próximos sesenta días.

En las últimas 3 semanas, como consecuencia de las tormentas en el estado de California 41 condados han sido afectados, 20 personas han perdido la vida debido a las inundaciones y deslizamientos de tierra.

“Estas comunidades han perdido vidas, han perdido su bienestar y sustento, y creo que es increíblemente importante que sepan que el presidente está aquí para apoyarlos”, afirmó Biden en Aptos, una localidad del condado de Santa Cruz (California).

El presidente estadounidense comunicó su decisión de incrementar los fondos de reparación y activar el programa de Asistencia Pública durante los próximos dos meses después de sobrevolar la costa central californiana, la bahía de Monterrey y los condados de Santa Cruz y Santa Clara (norte de California).

Una zona particularmente afectada por las tormentas en la que pudo comprobar de primera mano los daños en tendidos eléctricos, decenas de vehículos inutilizables y viviendas afectadas.

“Desde que soy presidente, hemos gastado 9.000 millones de dólares en ayudas a California por los fenómenos meteorológicos extremos (…) Pero tenemos que invertir en una infraestructura más fuerte para disminuir los impactos de estos desastres”, dijo Biden sin concretar cuánto invertirá para la reconstrucción.

El presidente estuvo acompañado por el gobernador de California, Gavin Newsom, y la administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, Deanne Criswell, quien estimó que el coste de reparación alcanzará los “cientos de millones de dólares”.

El portavoz de la Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador, Brian Ferguson, había manifestado horas antes que es “probable” que los gastos ocasionados asciendan a los mil millones de dólares”.

Por ahora, más de 500 miembros de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias se han desplegado ya en California para apoyar las operaciones de respuesta, explicó el presidente estadounidense.

Además, Biden, que declaró el estado de “catástrofe grave” en California, informó que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército está ayudando a eliminar los escombros pesados y que están dando seguimiento al nivel de siete embalses en el Valle Central y en la zona de la Bahía de San Francisco.

Finalmente, Biden anunció que, en las áreas más perjudicadas del estado, se han habilitado centros para la recuperación de desastres en los que las personas afectadas pueden inscribirse y solicitar una ayuda económica.

En esta línea, el Departamento de Agricultura también está concediendo préstamos a bajo interés para pequeños y medianos agricultores cuyas cosechas y sembrados se hayan visto damnificadas. (Con información de EFE)