En medio de la crisis económica y de salud que ha generado el COVID-19, CityTeam ha logrado mantener las puertas abiertas de sus cuatro refugios para mujeres en San José, en donde ofrece residencia temporal a quienes lo necesitan para sobrevivir a la pandemia.

De acuerdo con la directora del programa de mujeres de la organización, Melody Alvarado, aunque si bien es cierto que los refugios han tenido algunos problemas de exposición al virus, brindan sus servicios estando alerta, siendo cautelosos y reduciendo la cantidad de personas que reciben.

“Tuvimos múltiples exposiciones por las que tuvimos que atravesar el proceso de cuarentena, hacer pruebas, hacer el aislamiento y el rastreo de contactos”, dijo Alvarado, “pero no hemos tenido casos positivos, lo que es verdaderamente sorprendente”.

Los refugios para mujeres de CityTeam en San José ofrecen viviendas de transición para madres primerizas, mujeres que se recuperan del abuso de sustancias, aquellas que han sufrido violencia doméstica y mujeres que envejecen fuera del cuidado de crianza.

Cuando la epidemia comenzó a afianzarse en la ciudad, CityTeam cambió la forma en que opera para proteger a sus residentes; por lo que dejó de aceptar nuevas personas, limitó el trabajo voluntario y examinó a los residentes que habían estado expuestos para prevenir un brote.