A partir del 3 de mayo de 2023, los hispanos residentes en California que deseen viajar por cualquiera de los 50 estados de EE.UU., por vacaciones o por negocios, deberán tener un Real ID si desean continuar usando su carné de identificación estatal para los controles de seguridad.

Conforme al anuncio público realizado por el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas en inglés) californiano aseguró que la temporada de verano que ahora empieza es “el mejor momento” para obtener el Real ID, y aseguró que este es un trámite que no se demorará, puesto que en las oficinas del DMV están disponibles “en cuestión de días”.

El DMV instó a los hispanos residentes a obtener el documento identificativo Real ID antes de que sea necesario para volar (en lugar de, por ejemplo, el pasaporte) y para acceder a edificios federales el próximo año.

“Las vacaciones de verano son una tradición para muchos californianos que quieren escaparse unos días para visitar un parque estatal, un monumento nacional o hacer un viaje para ver a los abuelos en Minnesota. El DMV quiere asegurarse de que esos viajes tan necesarios puedan realizarse sin problemas el próximo año,” dijo el director del DMV californiano, Steve Gordon.

“Para ahorrar tiempo, conéctese en línea, complete la solicitud y suba todos sus documentos, lo que puede hacer usando su teléfono inteligente mientras está sentado junto a la piscina”, añadió.

Los solicitantes deberán proporcionar una prueba de identidad, dos pruebas de residencia en California y su número de Seguro Social, y luego deberán acudir a una oficina del DMV para completar la solicitud y tomarse una foto actualizada.

Según el DMV, la visita a la oficina toma únicamente unos minutos y, por lo general, se puede obtener una cita en una semana o menos. (Con información de EFE)